TRABAJADORES DE CONFIANZA

Las personas son la mayor riqueza de una empresa, y su talento y compromiso, el motor para alcanzar los objetivos comunes. Como parte de su fuerza de trabajo, las organizaciones pueden contar con trabajadores de base (o asalariados) y trabajadores de confianza.

¿Qué significa ser un trabajador de confianza y qué implica?

  • La Legislación Laboral Mexicana describe al trabajador de confianza como aquel que, dependiendo de sus funciones dentro de la empresa, tiene una gran responsabilidad y se sitúa por encima del nivel de mando del resto de los trabajadores.

  • La figura del trabajador de confianza surge de la figura de contratos colectivos de trabajo de la Ley Federal del Trabajo de 1931.  

  • Es una persona comprometida con la gestión de la organización que suele ubicarse en puestos estratégicos de mando.

  • Sus funciones básicas pueden incluir la dirección de áreas, la supervisión e inspección de ciertos sectores y tareas directamente encomendadas por la dirección.

  • La labor del trabajador de confianza también puede implicar el conocimiento de secretos industriales o comerciales, y su participación en las gestiones administrativas del negocio.

  • En algunos casos puede ser considerado como representante del jefe, puesto que puede llegar a ejercer funciones de dirección dentro y fuera de la empresa.

  • La designación de un trabajador de confianza es definida por las funciones que se le encarguen dentro de la empresa y del tipo de actividades que realice para la dirección.

  • Al trabajador de confianza, el jefe puede depositarle atribuciones a fin de determinar el rumbo de la compañía. 

  • A diferencia de los demás trabajadores, el de confianza usualmente es alguien que adquiere grandes responsabilidades.

  • Para muchas compañías, dependiendo de su naturaleza, puede ser vital designar trabajadores de confianza.

  • El artículo 182 de la Ley Federal del Trabajo establece que las condiciones laborales de los trabajadores de confianza deben ser proporcionales a la naturaleza e importancia de los servicios que presten y no podrán ser inferiores a las que rijan para trabajos semejantes dentro de la empresa.

  • Los trabajadores de confianza suelen tener tratamientos diferentes, por ejemplo, en lo referente a la jornada de trabajo, pues no se les aplica la jornada máxima. Su jornada debe ser establecida por convenio, aunque pueden trabajar más tiempo diario en función de sus responsabilidades en la compañía.

  • Los trabajadores de confianza no podrán formar parte de los sindicatos de los demás trabajadores, ni serán tomados en consideración en los recuentos que se efectúen para determinar la mayoría en los casos de huelga, ni podrán ser representantes de los trabajadores en los organismos que se conformen, según el artículo 183 de la LFT.

  • Los trabajadores de confianza surgen por la necesidad de los patrones de tener trabajadores en puestos estratégicos. Así, ser trabajador de confianza tiene ciertas limitantes, por ejemplo, este tipo de empleados no pueden afiliarse a un sindicato y pueden ser contratados de manera libre para desarrollar trabajos personales dentro de la empresa para el patrón.

SICOSS conoce a fondo regulaciones y normativas sobre las diversas formas de la fuerza de trabajo en México. ¡Automatiza hoy tus procesos, ahorra tiempo y dinero, hazlo simple y cumple con tus trabajadores! 

Notas relacionadas

SI- MOVIMIENTOS ¡Somos proveedores IDSE!

Gracias a SI – Movimientos –uno de los módulos de la plataforma onmi-nómina de SICOSS es posible realizar envíos masivos y enviar diferentes tipos de movimientos afiliatorios de uno o todos tus registros patronales en tiempo y forma, y así evitar sanciones y multas.

Leer Más